Search

Soltar el apego a nuestra verdad… y abrazar el misterio de Dios.


Dios te está llevando a una transfiguración en lo alto del monte Tabor. Y estas viviendo experiencias que te muestran nuevos caminos para encontrarte con El.


Te hace un llamado a la humildad de soltar los fanatismos... Y te dice el cerebro izquierdo y el cerebro derecho están en conflicto porque uno ha querido dominar al uno y sobre el otro. A lo mejor tu vida siempre ha sido muy logica, tu siempre tomastes decisiones racionales y bien documentadas y ahora estás paralizado con la cantidad descomunal de información que estás recibiendo. Suenan las alarmas y las sirenas a todo volumen y tu dices NO tengo suficiente información para tomar un decisión… no se a donde ir, no se que hacer… Y en tu desorientación decides seguir a alguien que ofrece un camino. El problema es que nadie tiene ahora el mapa del camino seguro. Ni los que dicen saber qué se debe hacer, saben los que será creado y puede hacer obsoleto sus opciones.


(Y me refiero estrictamente a personas como tu y yo, porque para Dios, dueño del plan, en quien podemos confiar plenamente, El si sabe para donde vamos: Estamos aqui para vivir una vida de Santidad que nos lleve al Cielo)


Por otro lado tu cerebro derecho ha dominado tu vida y eres más emocional y creativo, vives de impulso en impulso. Tu también estás restringido porque muchas de las opciones que puedes crear están en crisis, las emociones de rabia, frustración, miedo te afectan y sientes que el mundo llora y este llanto se aloja en tu corazón. Fantasmas de guerras, hambrunas, pobreza que vivieron tus antepasados se ciernen como una sombra sobre tus anhelos y te cuestionas si el Mundo te va a dar algo que te apasione y te despierte el amor y las ganas de vivir.


Un eclipse total del corazón.


En medio de este panorama, la clave es todo esta en tu cerebro.

Todo es como tu piensas que es segun tu cerebro. Y ahora ha llegado el momento de entrar en el corazón. Y unir el puente que une ambos hemisferios cerebral. Y cuando las dos hemisferios de tu cerebro se unen, ocurre un sinergia, sube la actividad cerebral y esta chispa de vitalidad estimula. Esta chispa enciende y hace un cambio en la dirección de tus pensamientos, ni tu logica esta desorientada, ni tu tristeza es insondable, porque tu lógica se une a tu emoción y te dice:


“El sol de un bello dia nos hace felices”.

“Las memorias felices nos recuerdan que tenemos mucho que agradecer”.


Estos son dos ejemplos de pensamientos integrados entre los dos lados de tu cerebro.


No es un proceso externo, no se puede inducir desde afuera, es decir, nadie puede balancear tus hemisferios cerebrales. Solo tu lo puedes hacer desde tu interior, y la mejor oportunidad de tener éxito en este proceso es que tu decidas pensar con el corazón y empieces por alimentar el corazón de mucho amor. Sintiendote mas tranquilo, recordando como Dios te ha demostrado el amor, y en medio de la humildad, moverte a un área segura para administrar la chispa que hace una parte de tu cerebro, tirana de la otra.


Con relación a tus finanzas en medio de este proceso, la invitación es a mirar todo con ojos de gratitud, no hay algo bueno y algo malo, todo es exactamente lo que necesitas. Tus deudas son del tamaño de tu valor, tus carencias son desafíos que te hacen fuerte, tu miedos son la semilla de la luz que te ilumina. No caigas en auto juicios, no te excedas, no te obsesiones con alcanzar claridad cuando aun las cosas se van revelando.


Pero asume la responsabilidad de explorar, escucha en tus oraciones las inspiraciones del Espiritu Santo.


Y comienza a escribir en tu diario. Qué está pasando en tus finanzas?


Fijate según los ciclos del tiempo de Dios como van las cosas ocurriendo; actualiza tus balances de tus acreedores; escoge una aplicación que te ayude a ver tus balances cada mes; fijate que todas tus comunicaciones sean actualizadas; limpia tus sistemas de contabilidad; organízate; arregla las cosas pendientes; reportate a tus acreedores.


Percibe tus finanzas con la unión de ambos lados de tu cerebro y utiliza este tiempo para dejar de ser tu peor enemigo. Confia en Dios.


Suelta el apego… y ábrete porque tu verdad tiene que evolucionar y crecer.


Estás en transición y sostén con fe este vacío de que es un misterio y debes soltar el control.


Soltar el juicio del otro y suelta el enojo profundo, perdona, perdona, ama y suelta el resentimiento que nos apega a tomar decisiones financieras que no te ayudan a ser mejor.


Y tú mereces vivir en paz y alegría. Y recuerda Dios es amor.


Sienten el vacío del misterio de Dios y mira la violencia en el Mundo como una respuesta al dolor de su ausencia en nuestras vidas.