Search

Le quiero agradecer a Ivette Soto por traer el tema de cómo manejar la dualidad ante un conflicto armado. Le agradezco su aporte porque ella es una maestra y quiero solo expandir un poco en su sabiduría mi testimonio ya que yo puedo dar fe de que sus apreciaciones son acertadas, no existe la dualidad. El otro soy yo; yo me asesino seria la forma humana que tomaría esta verdad. El único punto que yo quiero agregar es esta verdad espiritual no inhibe tratamientos y apoyo psicológico, manejo de duelo etc. Y lo digo porque lo sufro en carne propia como intuitiva el miedo del momento, la tristeza profunda y la rabia... desde hace dos semanas tenía una pesadilla repetitiva y esto me ponía muy angustiada porque siempre se que mis sueños pueden ser premonitorios. Ayer me tocó trabajar en casa el dolor del duelo cuando recibí la noticia de quien era la persona que yo veía en mis sueños. Rezar se dificulta, meditar se dificulta... todo se hace shock en estos casos en donde tu vives y compartes las emociones de quien pasará por esta experiencia. No soy víctima, soy dueña de mi creación. Estoy tomando flores de Bach para vivir este proceso. Ojalá en un futuro pudiera evitar que las cosas malas no ocurran pero todos escogemos nuestro plan de vida antes de nacer y la dualidad es una ilusión. Por alguna razón misteriosa está muerte ocurrió en la clave #2 de las señales intuitivas que marcan El Paso a paso del proceso de liberación de Venezuela y estoy confiada que Dios mediante su muerte no será en vano.