Search

Hablemos de ingresos este 2019 Es importante conscientizarnos de la corrupcion sistémica que dificulta a la mujer obtener ingresos. Para la mujer que sale al mundo con su negocio y su carrera, el camino se llena de obstáculos. La energía de competencia, energía de control y autoritarismo, energía de expansión y conquista... energía de egoísmo y ventaja, son cualidades que tiñen el panorama de la mujer que quiere ganarse el pan fuera de casa y colaborar con la economía familiar. También son parte de la psicología masculina que vive alejado de Dios y sus valores. Vivimos mujer y hombre de hoy, una estructura financiera sistémica que está en decadencia pero se disfraza de “status quo” y que cobra víctimas cada día causando descrédito, abusando psicológicamente y físicamente de la mujer. Y todavía la mujer se auto-castiga diciendo no soy suficiente. Este patrón de descalificación hacia la mujer y sus innatas cualidades se está desmoronando y no hay nada más irreverente que una mujer plena. Una mujer despierta es magnética y ejerce autoridad sin control y esto asusta al sistema. Esto crea malestar y envidia. Y como consecuencia el sistema responde con el abuso sobre la mujer plena. Sabias tú que no recorres un camino llano y justo? Y que el enemigo existe y es una de las causas de fracasos y hasta muerte en el peor de los casos? Esto está fuera de lugar en la ley de Cristo quien trató con tanto respeto a la mujer. Edúcate sobre el abuso y los recursos disponibles para ejercer tus derechos y cuídate. El enemigo es el sistema mismo, la cultura e incluso tus propios valores. Te recomiendo que tomes en cuenta la naturaleza del momento histórico en tus estrategias financieras. Vives una época que no juega justo y debes aceptarlo para aprender a navegar una cultura que no tiene deseos de hacerte más libre y feliz. Recuerda Dios te hizo libre y eres su creación más atesorada. De una mujer nace el autor de toda la materia y esto nos indica cuánto aprecia Dios a la mujer.