Search

La receta personal de una #millonista son un presupuesto muy enraizado, muchas horas de oración y meditación para discernir los pasos correctos, conocer muy bien tus fortalezas y debilidades financieras, reconocer tu propio patrón de dinero, el que Dios te dio cuando nacisteis y mucho orden, 

Orden y más orden para tener todo en su lugar