Search

El ejemplo más palpable que tenemos de los beneficios del uso de la intuición en la vida cotidiana, son las madres.

Nuestras mamás tienen un radar para saber lo que nos pasa, aunque no lo digamos.

No hay duda que el amor que sienten por nosotros les ayuda a ser más intuitivas. 

Nuestras madres incluso tienen ojos a sus espaldas para ver lo que hacemos sin ver. Esto es conocido como visión extraocular.

Cuantas veces tu mamá te ha dicho mientras lava los platos “suelta eso! Te estoy viendo!” Y yo me preguntaba cómo lo hace? Esta de espaldas...

Bueno... ellas son ejemplo de que las capacidades perceptivas de la mente se desarrollan en la medida que existe el amor.